Para poner a su disposición esta página web de forma funcional utilizamos cookies. Si también podemos utilizar cookies para otros fines, por favor haga clic aquí. Información sobre desactivación de cookies y privacidad

¿Qué implican las máquinas autónomas para su fábrica?

Hace mucho que comenzó la era de la producción inteligente. Las máquinas de TRUMPF cada vez actúan más de forma autónoma, analizan y regulan procesos. Con su ayuda, se evitan fallos y se aumenta la productividad. Los trabajadores se ven asistidos en múltiples actividades y su carga de trabajo se reduce. El corte por láser también será más sencillo y sin estrés en el futuro. ¿Qué otras ventajas aporta la integración de tecnologías autónomas y semiautónomas para su mecanizado por láser 2D? Lo puede descubrir haciendo clic en los puntos verdes del gráfico.

1. Menos piezas de desecho

Declare la guerra a los desechos: antes de que se produzca un corte erróneo por una calidad menor del material o por suciedad, la unidad de sensores ya lo ha detectado.

2. Máquinas intuitivas

Muchos de los fallos se ven detectados o evitados gracias a los sistemas de asistencia inteligentes. En combinación con la interfaz de usuario Touchpoint HMI, las máquinas pueden manejarse de forma intuitiva. Además, mediante actualizaciones de software, se podrán reproducir otras funciones del corte por láser autónomo.

3. Procesos transparentes

Así se trabaja sin estrés: las indicaciones o los mensajes de error se envían rápidamente a una tableta o un smartphone. Se informa al operario de si es necesaria una intervención manual.

4. Carga de trabajo del operario reducida

Mientras el proceso de corte se desarrolla de forma segura, el operador tiene tiempo para otras tareas, como la logística del material o la preparación del trabajo. Esto garantiza la máxima productividad y utilización de la máquina.

5. Turnos de noche casi sin fallos

Las funciones semiautónomas en combinación con los componentes de automatización permiten una producción estable y que requiere poco control, incluso durante los turnos de noche con menos personal.

6. Mantenimiento y equipamiento planificables

En el futuro, las máquinas de corte por láser autónomas podrán proponer y supervisar por sí mismas el mantenimiento y prever la necesidad de equipamiento. Con EasyOrder, los pedidos sencillos y la rápida disponibilidad de las piezas de desgaste ya están garantizados hoy en día.

7. Velocidades muy por encima de los valores predeterminados

Gracias a Active Speed Control, ya no es necesario calcular márgenes de error durante el avance. Con la unidad de sensores, la máquina trabaja de la forma más rápida y segura posible. Con frecuencia, se pueden alcanzar velocidades significativamente superiores a los valores predeterminados almacenados en los datos de corte.

8. Postproducción automática

En el futuro, las máquinas de corte por láser totalmente autónomas determinarán de forma independiente las estrategias de reingreso tras solucionar los fallos. Esto hará posible una postproducción automática.

9. Menos retoques

Active Speed Control determina el avance óptimo y lo reajusta si es necesario, incluso si el espesor de la chapa varía. En muchos casos esto reduce la formación de rebabas y escoria.

¿Ya se lo ha planteado?

¿Habrá máquinas completamente autónomas en los próximos años?

Desde hoy ya se puede echar la vista atrás para contemplar los logros conseguidos en el camino hacia la máquina autónoma. Estos incluyen funciones de máquina y sistemas de asistencia como Smart Collision Prevention, para evitar colisiones; Smart Nozzle Automation, el cambiador automático de toberas, y Smart Beam Control, la monitorización inteligente del rayo láser. No obstante, aún queda mucho por desarrollar. Prueba de ello son los desarrollos pioneros como el sistema de láser totalmente automatizado TruLaser Center 7030 o la regulación de avance adaptativa Active Speed Control. Pasarán algunos años antes de que se logre la plena autonomía. El entorno de fabricación en red y la inteligencia artificial (IA) también desempeñan una función importante.

¿Realmente, quién necesita máquinas autónomas?

Cualquier empresa cuyo objetivo sea mantener su competitividad en la era de la digitalización conseguirá efectos positivos gracias a la automatización de procesos y la aplicación de máquinas autónomas. Las soluciones inteligentes de automatización, por ejemplo, crean la base para una producción rentable y ofrecen múltiples ventajas en términos de eficiencia y transparencia. Pero, ¿de qué sirve la máquina más rápida si, por ejemplo, las piezas se vuelcan? Los sistemas de asistencia inteligentes son la solución a muchos de los retos del futuro. Los tiempos de parada en las máquinas de corte por láser 2D pueden suponer rápidamente la mitad del tiempo de trabajo. Es el tiempo que se tarda en prepararse, clasificar o solucionar las averías. Las máquinas láser autónomas son capaces de evitar y eliminar los fallos de funcionamiento de forma independiente.

¿Qué efectos tiene la autonomía en los costes de mis piezas?

Con un mayor grado de autonomía, descienden los costes de piezas. Esto se debe a que, en general, hay menos fallos durante la producción. Y si se producen, la máquina los detecta inmediatamente y los repara con el ayuda del operario si es necesario. Esto tiene un efecto positivo en la productividad. Además, se producen muchos menos desechos. El Active Speed Control evita las interrupciones del corte debidas, por ejemplo, a las diferentes calidades de material. Así, por ejemplo, evita la producción inadvertida de piezas de desecho.

¿Habrá en el futuro piezas perfectas sin desechos?

Una producción completamente sin fallos y desechos es deseable, pero no realista. El objetivo es conseguir contenedores de chatarra poco llenos. Sin embargo, siempre habrá materiales y calidades que solo sean adecuados para un corte por láser preciso. El hecho de que las piezas producidas no necesiten ser retocadas depende siempre de la aplicación. No se puede descartar completamente la formación de rebabas y escoria. Sin embargo, estamos trabajando en que solo haya que sacar la lima del cajón de útiles en casos excepcionales.

¿Qué tiene que ver el Active Speed Control con el corte por láser autónomo?

Active Speed Control es el último desarrollo de TRUMPF en su camino hacia una máquina autónoma y supone un primer paso en el corte por láser semiautónomo. Gracias a él, la fabricación de piezas es más robusta, más transparente, más independiente y, sobre todo, más productiva. Esto es posible gracias al control constante del proceso de corte. La unidad de sensores observa la radiación generada cuando el material se funde mirando a través de la tobera. Con esta luz de proceso se determina si la colada sale según lo previsto, se calcula el avance más rápido posible y, en caso necesario, se reajusta varios cientos de veces por segundo. Los efectos: menos desechos, mayor estabilidad del proceso y menor participación del operario en la máquina.

¿Sustituirán las máquinas al operario?

Claramente no. El operario estará menos vinculado a la máquina. Pero esto es por una buena razón, el operario ya no se verá obligado a controlar el proceso de corte manualmente. Así se reduce su carga de trabajo. La necesidad de intervención manual en situaciones críticas se reduce drásticamente. En su lugar, recibe información en su dispositivo móvil, por ejemplo con la regulación de avance Active Speed Control, y puede reaccionar en consecuencia. Lo que es particularmente ventajoso es que el operario ahora puede dedicarse a otras tareas, como la programación o la preparación para el equipamiento y el mantenimiento. El operario mantiene el control total en todo momento, ayudado por la máquina láser y sus sistemas de asistencia.

Descargar folleto