Para poner a su disposición esta página web utilizamos cookies. Si sigue utilizando esta página web sin cambiar la configuración de cookies, entendemos que está de acuerdo con la utilización de cookies.

Perforación

El rayo láser genera sin contacto ninguno agujeros finos y más grandes en distintos materiales durante la perforación por láser.

En la perforación por láser, un breve pulso del láser con una elevada densidad de potencia transmite la energía a la pieza en un tiempo muy corto. Esto provoca la fusión y la evaporación del material. Cuanto mayor sea la energía de pulso, mayor será la cantidad de material fundido y evaporado. Durante la evaporación, el volumen de material aumenta en la perforación de forma repentina y se genera una presión elevada. Esta presión de vapor expulsa el material fundido fuera del agujero.

El procesamiento con láseres de pulsos ultracortos en el rango de los picosegundos representa un caso especial: el material se evapora por sublimación de forma directa, sin que el material se funda a partir de su estado sólido. En este caso, la pieza no se calienta.

Con el paso del tiempo se han ido desarrollando varios procedimientos de perforación partiendo del principio básico:

Einzelpulsbohren (links) und Perkussionsbohren (rechts).

Perforación por pulso único y perforación de percusión

En el caso más simple, un único pulso del láser produce la perforación con una energía de pulso comparativamente elevada. Este procedimiento permite practicar un gran número de agujeros con gran rapidez. En la perforación de percusión, la  perforación se forma mediante varios pulsos del láser con una duración y una energía inferiores. Este procedimiento de perforación realiza agujeros más profundos y precisos que la perforación por pulso único. Con la perforación de percusión también puede obtenerse un diámetro de agujero más reducido.

Trepanierbohren

Perforación de sondeo

El sondeo también consiste en realizar la perforación con varios pulsos del láser. El láser primero perfora un agujero de inicio mediante la perforación de percusión. A continuación amplía el agujero de inicio recorriendo varias trayectorias circulares, cada vez más grandes, por la pieza. La mayor parte del material fundido se expulsa hacia abajo, fuera del agujero.

Helixbohren

Perforación helicoidal

A diferencia del sondeo, en la perforación helicoidal no se forma ningún agujero de inicio. Desde los primeros pulsos, el láser recorre el material siguiendo una trayectoria circular. Esto provoca que mucho material salga hacia arriba. El láser gana terreno en las profundidades con un movimiento similar al de una escalera de caracol. Es posible realizar un seguimiento del foco para que siempre se encuentre en la base del agujero. Cuando el láser ya haya penetrado el material, pueden añadirse unas cuantas vueltas más. Su labor es ampliar la cara inferior de la perforación y alisar los bordes. La perforación helicoidal permite realizar agujeros muy grandes y profundos de gran calidad.

Contacto

Servicio técnico y contacto