Para poner a su disposición esta página web utilizamos cookies. Si sigue utilizando esta página web sin cambiar la configuración de cookies, entendemos que está de acuerdo con la utilización de cookies.

Soldadura por conducción térmica

Wärmeleitschweißen mit TRUMPF Lasern und 3D-Schweißanlagen

En la soldadura por conducción térmica, el rayo láser funde las piezas por unir a lo largo de la junta. El flujo de las coladas converge para acabar solidificándose en un cordón de soldadura. La soldadura por conducción térmica se utiliza para unir las piezas de pared fina, por ejemplo, las costuras de esquina en los bordes visibles de las carcasas. Otras aplicaciones también se observan en la electrónica. El láser genera un cordón de soldadura liso y redondeado que no requiere un mecanizado posterior. En las aplicaciones mencionadas resultan indicados los láseres de estado sólido pulsados o en régimen continuo. En la soldadura por conducción térmica, la energía sólo penetra en la pieza a través de la conducción térmica. Por este motivo, la profundidad de costura sólo puede tener entre unas décimas de milímetro a 1 mm. La conductibilidad térmica del material limita la profundidad máxima de costura. La anchura de costura siempre es mayor que la profundidad de costura. Si el calor no puede fluir con suficiente rapidez, la temperatura de procesamiento aumenta por encima de la temperatura de evaporación. Las consecuencias son la formación de vapor metálico, un aumento repentino de la profundidad de soldadura y que el proceso se convierta en una soldadura por penetración.

Contacto

Servicio técnico y contacto