Para poner a su disposición esta página web de forma funcional utilizamos cookies. Si también podemos utilizar cookies para otros fines, por favor haga clic aquí. Información sobre desactivación de cookies y privacidad

La vida de Berthold Leibinger: una restrospectiva desde cuatro ángulos

Talento en ingeniería, disposición a asumir riesgos, cosmopolitismo: muchos de sus contemporáneos describen estas cualidades de Berthold Leibinger como la fórmula de su éxito personal y del ascenso de TRUMPF para convertirse en el líder mundial del mercado en ingeniería mecánica y tecnología láser.

Berthold Leibinger und Ehefrau Doris

"I just want to give something back to this country of mine that has given so much to me."

Prof. Dr. Berthold Leibinger
TRUMPF shareholder with his wife Doris

Con sus continuas ganas de probar algo completamente nuevo, Leibinger hizo de TRUMPF un garante de la innovación durante más de cinco décadas. A ello no solo le ayudó su disciplina de trabajo, marcada por su educación protestante-pietista en Korntal, sino también su amor por la tecnología y su cosmopolitismo, recibidos también de sus padres. Su padre, un mecánico quirúrgico formado, provenía de una familia con raíces en la tecnología médica, su madre tenía una tienda de Asia oriental en Stuttgart. Así, Leibinger se aventuró desde muy temprano al extranjero para impulsar de forma independiente importantes avances tecnológicos en el desarrollo de su empresa y convertir a TRUMPF en un actor global. Berthold Leibinger tiene tres hijos con su esposa Doris. En 2005 cedió la presidencia de la dirección a su hija Nicola Leibinger-Kammüller, y su hijo Peter Leibinger se convirtió en vicepresidente. La hija menor, Regine Leibinger, dirige el estudio de arquitectura Barkow Leibinger en Berlín. Berthold Leibinger no solo fue un talentoso empresario e ingeniero con una constante voluntad de cambio, sino también una persona de la vida pública, que siempre ha iluminado sus acciones con su contribución social y cultural. En esta página encontrará un resumen de sus influencias, sus invenciones más importantes y sus decisiones empresariales, así como su trabajo en los negocios, la política y la empresa.

"La curiosidad como estado inicial"

Berthold Leibinger reflexiona sobre su amor por la tecnología, el arte, la música, la literatura y Japón.

Infancia, hogar familiar y educación: Berthold Leibinger y sus primeras influencias

"A laser is a tool that can serve to separate or connect – it all depends on the setting."

Prof. Dr. Berthold Leibinger
TRUMPF shareholder in conversation with Erich Honecker

El ingenio y el talento para la ingeniería de Leibinger como garantía de innovación en el mecanizado de chapa

Primeras patentes como estudiante

En 1957, como graduado de TRUMPF, Leibinger se preocupó por las deficiencias técnicas de las cizallas que se utilizaban entonces para cortar chapa. El resultado: la mordedora de copias, que se convirtió en el motor del éxito de TRUMPF en los años del milagro económico y que le valió a TRUMPF el nombre de "Nibblerkönig" (rey de las mordedoras) en la prensa.

Vida y trabajo en América

En 1958, Leibinger y su esposa Doris cumplieron su sueño de vivir y trabajar en los Estados Unidos. Durante dos años trabajó como diseñador técnico para la Cincinnati Milling Machine Company en Wilmington (Ohio), en ese momento el mayor fabricante de máquinas herramienta del mundo.

Retorno a Alemania con nuevas ideas

En los EE. UU., Leibinger entró por primera vez en contacto con máquinas-herramienta de control numérico. Esto le inspiró a desarrollar su propia máquina de punzonado con control numérico a mediados de la década de 1960. Su atrevimiento valió la pena: La TRUMATIC 20 causó sensación en la Exposición europea de máquinas-herramienta de París en 1968.

Nuevas invenciones en el campo de las herramientas portátiles

En 1963, Leibinger logró un gran avance en el campo de las herramientas portátiles: con la nueva achaflanadora TKF de manejo manual, un operario podía producir bordes soldados en completa inversión del proceso anterior mediante el mecanizado gradual de una chapa estacionaria. Esta innovación fue solo una de sus muchas patentes.

Revolución en el mecanizado de chapa

Durante otra visita a los EE. UU. en 1978, Leibinger investigó personalmente si un láser de CO2 también era adecuado para el corte de chapa. Un año más tarde, presentó la primera máquina combinada de punzonado y corte por láser, inicialmente con fuentes del rayo aún procedentes de los Estados Unidos.

El láser se convierte en un éxito de ventas

Por supuesto, Leibinger estaba impulsado por su ambición de producir las fuentes del rayo internamente. Lo consiguió en 1985 con el primer láser de CO2 de desarrollo propio, el TRUMPF LASER TLF 1000. Solo cuatro años más tarde, lanzó el primer láser "plegado" de TRUMPF, que sigue siendo el láser multikilovatio más vendido del mundo.

- / -

Internacionalización, independencia, proximidad al cliente: los principios empresariales de Leibinger como impulso para el desarrollo de TRUMPF

Después de su estancia en América, Leibinger se convirtió en jefe del departamento de diseño de Weilimdorf en 1961, que en ese momento contaba con siete empleados. En este puesto, realizó muchos diseños nuevos e importantes que llevaron a rediseñar por completo el programa de productos de TRUMPF y que constituyeron la base para el posterior crecimiento. De 1966 a 1978, Leibinger fue director técnico y socio. Durante este tiempo, él y su socio Hugo Schwarz avanzaron consistentemente en la internacionalización de la empresa, fundaron filiales en Suiza, entre otros países, así como sus propias compañías de ventas y servicios en muchos de los principales mercados europeos. Hoy en día, la proximidad al cliente sigue siendo uno de los pilares más importantes del éxito de TRUMPF. En 1969, Leibinger inauguró la primera planta de producción extranjera de TRUMPF fuera de Europa. En Farmington (Connecticut), en la costa este, consiguió el establecimiento temprano de TRUMPF en los Estados Unidos. Desde aquel momento, el mercado mundial de máquinas-herramienta quedó dominado. Después de China, EE. UU. sigue siendo hoy en día el mayor mercado exterior de TRUMPF fuera de Europa.

Desde su trabajo de fin de grado, Leibinger ha sido titular de varias patentes sobre sus invenciones. Con sus ganancias adquirió las acciones de la compañía paso a paso. En 1978, Leibinger poseía la mayoría de las acciones de TRUMPF a la edad de 48 años. En 1978 Leibinger asumió la presidencia de la dirección y TRUMPF superó por primera vez la marca de ventas de 100 millones de marcos alemanes. Hasta el traspaso de la dirección en 2005, Leibinger convirtió a TRUMPF en una empresa global con unas ventas de 1400 millones de euros y unos 6000 empleados. En 2005, a la edad de 75 años, Leibinger decidió, después de 40 años en la dirección, ceder el liderazgo a la siguiente generación. Su hija, Nicola Leibinger-Kammüller, se convirtió en presidenta del consejo de administración y su hijo, Peter Leibinger, en vicepresidente. Berthold Leibinger asumió la presidencia del consejo de supervisión, que mantuvo hasta 2012.

Mecenas y figura pública: el trabajo de Leibinger fuera de las fronteras de la empresa


Su contacto para más información

Dr. Andreas Möller, Leiter Unternehmenskommunikation und Politik, TRUMPF
Dr. Andreas Möller
Director de comunicación empresarial y política

Close

Country/region and language selection

Please take note of

You have selected the international language version "Spanish" of the website. Based on your configuration, United States might be more suitable. Would you like to keep or change the selection?

International Spanish
United States

Or, select a country or a region.